TARIMAS GRAN FORMATO

El término tarima de gran formato, también conocido por tarima ancha o parquet ancho, define un tipo de especificación de pavimentos de interior cada vez más usual en el ámbito de la arquitectura, decoración y diseño de interiores.

En términos generales, podemos considerar que un suelo de madera cumple los requisitos para poderse denominar como tarima de gran formato cuando las dimensiones de sus piezas superan los 2 metros de longitud y los 18 centímetros de anchura.

El aspecto más llamativo de este tipo de tarimas viene dado por el indudable atractivo que produce la visión de unas piezas de gran tamaño en las que la belleza de la madera natural queda realzada en su máxima expresión, permitiendo deleitarnos de todas las características y pequeños detalles que conforman la estructura de este noble material.

Hay que remarcar que este tipo de tarimas son más apropiadas para superficies espaciosas en las que la gran mayoría de las piezas puedan aprovecharse en toda su dimensión, pues solo así podrán lucir todo su esplendor. Lógicamente y por motivos obvios su colocación en espacios reducidos no tiene mucho sentido, salvo en los casos en que queramos mantener una estética continua, uniforme y coherente entre las distintas estancias que configuran la totalidad de la superficie a pavimentar.

Al contrario del aspecto visual rígido y uniforme que ofrece un suelo de parquet tradicional o una tarima de medidas estándar, la tarima de grandes dimensiones nos proporcionará la sensación de contar con un suelo de apariencia totalmente exclusiva, puesto que las diferencias existentes entre cada una de las piezas que lo conforman, su diversidad de patrones, veteado, etc. harán que podamos disfrutar de un pavimento único y de marcado aspecto natural.