El suelo que siempre había soñado.

Quick Step le ofrece numerosas opciones para su hogar.                       

 

Un suelo laminado es un suelo formado por varias capas que se acoplan a un panel de fibra de alta densidad (HDF, por sus siglas en inglés) encolado y hermético. Todos los suelos laminados de Quick-Step constan de cuatro capas diferentes:

 

  1. Una capa superior transparente y resistente al desgaste que ofrece protección contra las manchas, los impactos, los arañazos, las quemaduras y los productos químicos domésticos.
 
  1. Una capa de diseño: una fotografía de alta resolución de baldosas o maderas reales que se reproduce con técnicas de impresión muy sofisticadas y a la que se le aplica un acabado con resina de melamina.
 
  1. Un panel HDF que actúa de núcleo extremadamente duradero, estable y resistente a la humedad.
 
  1. Una capa estabilizadora, que garantiza un panel perfectamente nivelado sin curvas ni inclinaciones siempre que se instale y se conserve correctamente.